RSS de Portada
Portada > noticia
CANARIAS | JUEGO

Las Vegas de Europa o la "Operación Alonso"

04/03/2014 | Gustavo Santana – Secretario General UGT Canarias

Si yo tuviera algo que me genera grandes beneficios económicos, y estoy completamente seguro que los seguirá generando en el futuro,  y que además no hay nada que me prohíba tenerlo ¿Por qué querría quitármelo de encima para dárselo a otra persona? Sería estúpido, a no ser que, a esa persona le deba tanto que no me quede otro remedio que darle tan preciado tesoro.

Pues esto es lo que ocurre con el Casino de Playa de Las Américas, con una gran diferencia, que no le pertenece a una sola persona, es de toda la sociedad de Tenerife, lleva siéndolo más de 27 años y nunca ha dado pérdidas, al contrario siempre ha generado beneficios. Amén de que al ser una Empresa Pública Empresarial, las ganancias tienen un retorno hacia el interés colectivo de la sociedad tinerfeña que se materializa en bienestar social.

Pues bien, el Presidente del Cabildo de Tenerife, Don Carlos Alonso, ha decidido venderlo. Y para ello ha tirado de “El manual del buen dirigente publico al servicio de los grandes empresarios de Tenerife” iniciando de forma oscura y con carácter exprés, la “Operación Alonso”.

Esta operación consiste, en dotar de apariencia de buen derecho, que al fin y al cabo lo es, un pelotazo en toda regla. Por supuesto que cabe en el derecho administrativo iniciar un proceso de privatización, mucho más cuando no hablamos de externalizar derechos universales, claro que sí, pero también depende de la voluntad política el hacerlo o no.

Es hasta legítimo, teniendo en cuenta que el Gobierno del Cabildo de Tenerife la tiene de sobra para hacerlo. Pero empieza a perder legitimidad si por un momento nos detenemos para observar que ni el propio Presidente del Cabildo fue el candidato a la presidencia en las pasadas elecciones, y este asunto comienza a convertirlo en un tema personal, ya que ni la Ley de Racionalización de Las Administraciones Públicas impide el mantenimiento del Casino Playa de Las Américas.

Seguiría  siendo legítimo, si profundizando en la situación económica del casino descubriéramos resultados de pérdidas continuadas, pero no es así,  es todo lo contrario, da beneficios muy importantes, y éstos tienen un impacto social en pro del interés general.

Pero se convierte en una tomadura de pelo, cuando una vez descubierto el pasteleo y el oscurantismo del proceso, y ante una petición de suspender este asunto por parte de los trabajadores del casino en el Pleno del Cabildo, hace oídos sordos e inicia el procedimiento alegando que se “compromete a subrogar a todos los trabajadores con las condiciones laborales del convenio en vigor”. Permítame que le diga estimado señor, que eso que llama usted compromiso, es un derecho adquirido de los trabajadores en la

legislación actual. El cual no garantiza, que meses después, el nuevo empresario utilice la reforma laboral para aplicar cuantos recortes laborales desee, entre ellos despidos y descuelgues salariales. Tan solo hay que iniciar el procedimiento y que sean por causas económicas, organizativas o de producción, y ya sabemos cómo funciona ese proceso.

Además dice usted, que será a concurso abierto, y que el pliego de condiciones esta casi elaborado, estando a la expectativa varios empresarios ante esta situación mostrando gran interés. Lo que viene a demostrar que usted ha actuado con nocturnidad y alevosía, preparándole el terreno a los que como usted piensan, es decir, primero el capital y después las personas. Iniciando un proceso del que sabe no existen causas económicas ni legales que obliguen a hacerlo, es sólo su interés, el personal y el político, lo que le mueve a hacerlo, y para eso a puesto toda su voluntad política para trocear los casinos y venderlos.

Me resulta muy curioso ver como es usted el que se convierte en la avanzadilla de las grandes fortunas de Tenerife, argumentando cuestiones que avalan para quien gobierna usted realmente, cuando en paralelo hace una defensa encendida de la Ley de Modernización Turística, o de la rebaja de los costes a la Seguridad Social de las empresas en la reforma del REF, y ahora les brinda el Casino Playa de Las Américas para que ganen más dinero, mucho más dinero.

Y es que algo parecido pasó en Gran Canaria, con la diferencia que el Casino Tamarindos no era público, sino privado. Pero se articuló una política empresarial para crear un nuevo casino en la zona más puntera del turismo Canario, extinguiendo todos los contratos de los trabajadores. El argumento en aquel caso y en este es el siguiente; "el objetivo es impulsar una oferta turística vinculada a los casinos y utilizar la venta para propiciar la aparición de nuevos proyectos alojativos o de ocio, impulsando la inversión y el empleo". Estos son sus argumentos, de manual sin lugar a dudas, los mismos que en su libro defiende el Presidente de la CEOE Tenerife para defender que Canarias pudieran albergar “Las Vegas de Europa”. Sin lugar a dudas son ustedes cuña de la misma madera.

Para mas abundamiento sobre sus argumentos, las políticas de Responsabilidad Social Empresarial se pueden aplicar tanto desde una empresa privada como una pública, Sr. Alonso, pero créame, tiene más garantías que sean aplicadas por una publica que por una privada, existen cientos de ejemplos para ello, sin ir más lejos mire usted a las empresas del IBEX 35, ganan cantidades ingentes de dinero, sobre todos sus altos cargos, mientras el resto de la sociedad tan solo recibe sufrimiento.

En definitiva Sr. Alonso, su operación está en marcha, usted va a vender el Casino Playa de Las Américas tan solo porque así lo desea, ya que no existe ninguna cuestión ni económica ni legal que lo justifique, para que alguien con mucho dinero gane muchísimo más, arrebatándoselo a la sociedad de Tenerife de forma vil, tramposa y oscura, y dejando a los pies de los caballos a sus trabajadores dentro de unos pocos meses.

Pero lo que soy incapaz de comprender, es el silencio cómplice del PSOE ¿De verdad no conocía nada de este asunto? Si es así, ¿Entonces qué pintan sus consejeros en el Consejo de Administración del mismo?¿No solicitan o no le trasladan la información a la hora de tomar decisiones en el Consejo de Administración? ¿Si fuera así no sería sumamente grave tanto por acción como por omisión?¿O es que  sencillamente participan de este circo pero no lo dicen?.

No espero respuestas, solo hechos, y esos pasan por parar este pelotazo, ya que de no ser así todos quedaran retratados.

Gustavo Santana – Secretario General UGT Canarias

Gustavo Santana – Secretario General UGT Canarias

SMC-UGT Canarias. Avenida del 1º de Mayo, 21, 2ª planta, puertas 14-16
SMCUGT UNI UGT Confederal ITF IUF-UITA-IUL Imatek